Prentsa

Prentsa

Un diluvio barre Bizkaia, inunda Muxika y pone en alerta a miles de ciudadanos

Las intensas precipitaciones registradas ayer en Bizkaia elevaron el caudal de los ríos en algunos casos incluso por encima del límite de su capacidad y provocaron múltiples desalojos y cortes de tráfico. Los problemas más graves se concentraron en Muxika, cuyos vecinos vivieron momentos de gran temor. Los Bomberos tuvieron que intervenir para rescatar a conductores atrapados en balsas de agua. Las corrientes fueron de tal magnitud que arrastraron objetos de grandes dimensiones sobre las vías del tren, lo que obligó a Euskotren a interrumpir el servicio y utilizar autobuses. Dada la situación y las previsiones meteorológicas para hoy, el Departamento de Seguridad decidió activar el plan de emergencias ante el riesgo de inundaciones en su 'fase 0'.
:: BOMBEROS DE BIZKAIA Un hombre se introduce por la ventanilla de su vehículo para recuperar la documentación.
Había anunciada agua, pero no en esa cantidad. Durante toda la jornada llovió sin cesar sobre el territorio histórico, pero a partir de las seis y media de la tarde empezó a hacerlo con una fuerza inusitada. Amorebieta, Igorre, Bermeo, y sobre todo Muxika se llevaron la peor parte. En esta localidad, próxima a Gernika, llegaron a caer más de 26 litros por metro cuadrado en solo una hora, casi un tercio de la cantidad acumulada durante todo el día (79 litros). Fue el momento crítico del diluvio. El río Oka, que a las siete de la tarde estaba en nivel amarillo, una hora después había pasado a alerta naranja, fase previa al desbordamiento, y acabó saliéndose de su cauce y anegando zonas del municipio hasta una altura de un metro. También se desbordó el Elizalde. Se formaron grandes balsas de agua en la carretera general BI-635, que une Gernika y Amo-
rebieta, y varios vehículos quedaron atrapados, por lo que bomberos de la Diputación y otros servicios de emergencia tuvieron que actuar para rescatar a sus ocupantes. La vía quedó completamente cerrada al tráfico a la altura del kilómetro 34.
Aislados
El panorama fue por momentos dantesco. El agua arrastraba a personas y vehículos y anegaba locales y caseríos, que fueron desalojados y los animales trasladados a zonas más elevadas. Familias enteras tuvieron que dejar sus casas. Ocho trabajadores de una empresa de chapa de la localidad quedaron bloqueados al cegarse el puente que conecta la fábrica con la carretera. Fallaba la cobertura de los móviles y al pueblo no se podía llegar ni desde Amorebieta, ni desde Gernika. La general estaba cerrada, la variante de la villa foral también, y la carretera que conduce hacia Mungia, igual. Con Muxika completamente aislada, algunos conductores actuaron a la desesperada. Como Arkaitz Cano. Trataba de regresar en su coche desde Lekeitio y, después de una hora intentando llegar a casa, optó por tomar un atajo a través del monte.
El tren tampoco era una alternativa. En torno a las ocho menos cuarto de la tarde, un cambio de agujas se inundó en Zugastieta. Las unidades no podían continuar y tuvieron que darse la vuelta, por lo que los pasajeros fueron trasbordados a autobuses. Poco antes de las nueve de la noche, Euskotren envió un tren de reconocimiento ' sin pasajeros' para comprobar el estado del tramo afectado. A la altura de Muxika, bidones, coches y maderas arrastradas por la riada le cerraron el paso. Al término de esta edición, el recorrido entre Bermeo y Amorebieta se hacía en autobús por Sollube y la compañía aún no sabía cuándo se reanudaría el servicio.
Otras carreteras secundarias y vecinales resultaron también afectadas, y no solo en la zona de Gernika sino también en Mungia, donde fue cortada al tráfico la BI-2120, que une el municipio con la vecina localidad de Plentzia, desviándose la circulación a través de Gatika o Markaida. La Policía Local mantuvo bajo vigilancia el río Butrón, que llegó a desbordarse y no empezó a estabilizarse hasta entrada la madrugada, aconsejó a los vecinos que evitaran las inmediaciones del curso fluvial y les pidió que sacaran los coches de los garajes. Al igual que en Muxika, también aquí se dieron numerosas incidencias por desprendimientos y balsas de agua. Asimismo, en Erandio se interrumpió el tránsito de vehículos por la BI-735.
En Gernika la crecida afectó al polígono de La Vega, donde tienen sus instalaciones empresas como Lidl o Ford, y en Bakio el Estepona dio lugar también a algunos problemas, extendiéndose la alerta a otros ríos como el Asua en Sondika, el Gobela en Getxo o el Ibaizabal en Amorebieta y Galdakao. Para la medianoche, el caudal de los ríos había disminuido sensiblemente y la situación tendía a normalizarse, aunque en las carreteras continuaban los problemas por desplomes y balsas de agua, sobre todo en el entorno de Urdaibai y Mungia, pero también en municipios como Bakio, Sopela, Erandio o Trapaga.

EL CORREO

12 / 01 / 2018

Beste barriak

Bermeoko Udala

010 (94 617 91 00)
Arana eta Goiri tar Sabinen
enparantza z/g
48370 Bermeo - Bizkaia
antolakuntza@bermeo.eus

Certified iqnet management system AENOR. Empresa registrada bikain ziurtagiria WAI-AA WCAG 1.0