Prentsa

Prentsa

Alaphilippe, de Elkano al muro de Huy

Dos años segundo a rueda de Valverde sin poder acariciar siquiera la victoria. Dos años de frustración, pero sobre todo dos años de aprendizaje a la sombra del mejor. Y a la tercera, ayer, la vencida. Julian Alaphilippe (Quick-Step) ganó la Flecha Valona por delante del ciclista murciano, en un triunfo cargado de simbolismo porque el corredor francés quiere ser su relevo en el pelotón internacional.
Fue simbólico porque llegó en un tête à tête limpio. No hubo nada que interfiriese en el duelo entre el gran campeón y su delfín. Simbólico porque Alaphilippe no recurrió a ninguna argucia ni buscó la sorpresa con un movimiento táctico, sino que fue un triunfo canónico. Aceleró donde Valverde lo había hecho en sus cinco victorias, con todos los favoritos a su rueda, incluido el murciano. Aceleró, aceleró y se fue hacia la meta. Con la sencillez que requiere esta carrera. Aunque la Flecha Valona no es un monumento, Alaphilippe se anotó una victoria grande.
El corredor francés vuelve a ganar 15 días después de su última victoria, en la segunda etapa de la Itzulia en Bermeo. Un día antes, Alaphilippe había comenzado su recital en carreteras vascas en la subida al muro de Elkano rematada con la victoria en Zarautz. Valverde 'ganador en 2017' no acudió a la Vuelta al País Vasco y no sintió en sus piernas la inspiración del joven francés, de 25 años, que dio un recital en las dos primeras etapas y lució con brillantez el amarillo hasta la crono, donde se lo arrebató Roglic. Pero Alaphilippe salió fino y confiado de Euskadi.
Se cruzaron ambos el domingo en la Amstel, pero con Peter Sagan (Bora) de por medio, no se llegó a desatar la batalla definitiva. Ganó escapado Michael Valgren (Astana) y el duelo se aplazó para la Flecha.
Alaphilippe sabía que si quiere reivindicar su condición de sucesor de Valverde y de ciclista del primer nivel mundial ayer tenía que ganar en un mano a mano contra el mejor. No servía un movimiento táctico ni un despliegue de su potente equipo para desarbolar al Movistar. No se movió en todo el día y se jugó la victoria a una sola baza, la de los grandes. Le salió redonda la maniobra y ahora ya apunta a la Lieja-Bastogne-Lieja del domingo, esa sí, palabras mayores.
La de ayer es su cuarta victoria de la temporada, tras una etapa en Colombia Oro y Paz y las dos de la Itzulia. El triunfo de Alaphilippe viene a confirmar lo que ya se sabía, el altísimo nivel que tuvo la Vuelta al País Vasco. Desde 1997 (Laurent Jalabert) ningún francés ganaba la Flecha.
«Era la tercera vez que corría y la tercera vez que estoy en el podio, esta vez como ganador. Trabajé muy duro para ganar esta carrera después de varios intentos en los que no pude. Estoy muy contento», dijo el galo en la meta de Huy.
Valverde se comportó como un campeón en carrera y en la derrota: «Esta vez no pude ganar, no siempre se puede, además Alaphilippe es muy buen corredor y después de dos segundos puestos ya le tocaba ganar. Estoy contento con el segundo puesto, de nuevo en el podio».
Pacto de Del Moral
El médico Luis García del Moral pactó con la Agencia Mundial Antidopaje una rebaja de su sanción a perpetuidad a una suspensión de cinco años a cambio de confesar las prácticas de dopaje de Lance Armstrong y el US Postal, informa El País.
La confesión llegó en septiembre de 2016 e incluyó la denuncia de dopaje sistemático de la Federación Española con el equipo olímpico de pista de 1996. Del Moral podría ver levantada su sanción en mayo.

DIARIO VASCO

19 / 04 / 2018

Beste barriak

Bermeoko Udala

010 (94 617 91 00)
Arana eta Goiri tar Sabinen
enparantza z/g
48370 Bermeo - Bizkaia
antolakuntza@bermeo.eus

Certified iqnet management system AENOR. Empresa registrada bikain ziurtagiria WAI-AA WCAG 1.0