Albisteak

Albistea

'Delicatessen' para marineros de altura

'Cucurucho con tartar de atún en alga de Nori', 'pintxo de atún cocido con huevo y vinagreta', 'pimiento verde italiano relleno de atún' y 'atún en salsa de txipi'. Estos son solo algunos ejemplos de los suculentos platos que los cocineros enrolados en la flota Albacora de Bermeo preparan a diario en los buques atuneros congeladores para satisfacer los estómagos de su tripulación. Cocina de alta mar que, de la mano del 'chef' marinero Jon Bilbao, pudieron descubrir y, sobre todo degustar, los asistentes a la Feria del Pescado de la villa marinera, patrocinada por EL CORREO y que estará abierta hasta mañana por la tarde en el parque de la Lamera.

«¡Sabiendo que se come así de bien me dan ganas también de salir a faenar a la mar!», bromeaba esta mañana la bilbaína Edurne García tras asistir a una sesión gastronómica en la carpa Bermeo Tuna World Capital (BTWC). Uniformado con chaquetilla negra y gorro bandana a juego –adornado con carabelas piratas–, Jon Bilbao desvelaba a los asistentes la «complicada» tarea que desempeñan en los barcos. Oficio «que no se valora lo suficiente», a juicio del cocinero del 'Albacora Nueve', que faena en el océano Atlántico. «Tenemos hasta algo de psicólogos», confesaba, porque no solo deben satisfacer estómagos, «sino saber trasmitir buen humor y agradar a oficiales y marineros para que no cunda el pánico a bordo».

Este pintor de brocha gorda de profesión se vio obligado a reinventarse como cocinero «por la crisis». Y se ha convertido en un auténtico especialista que sorprendió a todos con la puntualidad británica que exige su jornada laboral, que comparte con el 'marmitón' y el camarero. «A las cuatro de la mañana ya estamos arriba para hacer pan; unos cien bollitos al día». Y los desayunos se dan «a eso de las seis, a las ocho preparamos el 'hamaiketako' y a las once se almuerza». La merienda es a las cuatro de la tarde y la cena «sobre las siete».

La preparación de los menús –«hasta diez platos diferentes diarios»–, es otro de los retos a los que se enfrentan estos cocineros en sus interminables travesías durante cuatro meses de campaña. «Hay que contentar a bermeanos, gallegos, malgaches, senegaleses… cada uno tiene sus gustos. A la tripulación negra, por ejemplo, hay que ponerle siempre arroz porque, por su cultura, es un plato obligado. Y por las noches no puede falta la sopa; es una tradición de los bermeanos», explicó.

La alegría de un buen postre

En medio de la inmensidad del mar, de jornadas sin más alegrías que unas buenas capturas de pescado, la repostería es otra de las artes gastronómicas que ayudan a romper la rutina. «Los domingos y festivos les hacemos pasteles para ponerles contentos», aseguró. La Arrain Azoka acoge hoy talleres, simulacros de venta y actividades para los más pequeños.

EL CORREO

20 / 05 / 2019

Beste barriak

Bermeoko Udala

010 (94 617 91 00)
Arana eta Goiri tar Sabinen
enparantza z/g
48370 Bermeo - Bizkaia
antolakuntza@bermeo.eus

bikain ziurtagiria WAI-AA WCAG 1.0