Albisteak

Albistea

Las aves de Izaro, en el punto de mira

La isla de Izaro se convertirá, por segundo año consecutivo, en un observatorio dirigido a estudiar el comportamiento de las aves que recalan en el islote para hacer un alto en el camino durante su largo y extenuante viaje migratorio entre Europa y África. Para ello, miembros del departamento de Ornitología de la Sociedad de Ciencias Aranzadi y del centro Urdaibai Bird Center, de Gautegiz Arteaga, con el apoyo del Ayuntamiento de la villa marinera, la Diputación, el Gobierno vasco y la empresa Mayer, darán inicio el próximo domingo a una nueva campaña de control y anillamiento de las diferentes especies que eligen el islote bermeano para reponerse del coste energético que les supone desplazarse entre ambos continentes.

«Izaro, situado frente a la desembocadura del río Oka, en plena Reserva de la Biosfera de Urdaibai, es el primer punto de tierra firme para muchas especies que entran en la península por esta zona y, por tanto, se convierte en un lugar estratégico e interesante para estudiar su migración a través del Cantábrico», aseguran los impulsores del proyecto pionero en la costa cantábrica, iniciado en 2018.

El objetivo de la investigación tendrá como principal objeto profundizar en el conocimiento del fenómeno de la migración de las pequeñas aves que recalan en el islote, para lo que se plantea su anillamiento a lo largo de las próximas cinco semanas. «Los datos recabados nos posibilitarán averiguar en un futuro en qué condiciones viajan y la razón exacta de su parada en Izaro», matizaron las mismas fuentes.

La campaña, que se prolongará hasta el 8 de septiembre, contará con la participación de una veintena de estudiantes de Biología y amantes de la ornitología, que pasarán día y noche en la isla, organizados en turnos de cuatro personas -tres asistentes y un anillador- por semana. Los grupos de personas voluntarias que llegarán a la villa costera para trabajar en el proyecto de Izaro, provendrán, además de Euskadi, de Extremadura, Menorca, Madrid, Andalucía y Castilla y León.

«Durante su estancia en la isla se alojarán en una tienda de campaña y tendrán la responsabilidad de limpiar la isla de la basura que se genere durante los días que permanezcan en este lugar», señalan los impulsores del pionero proyecto.

Capturas con red

El protocolo de anillamiento consistirá en el típico de estaciones de esfuerzo constante. «Se establecerá una batería de redes de niebla, de 16 milímetros de luz, para capturar las aves que caen en ellas, que permanecerán abiertas desde el amanecer hasta el atardecer», explicaron.

Durante el periodo de apertura se revisarán, cada hora, aunque con más frecuencia en caso de viento leve, moderado o calor. «Con lluvia y viento fuerte, las redes permanecerán cerradas para evitar mortalidad en las especies capturadas», apuntan. Una vez capturadas, las aves serán almacenadas en colectores preparados a tal efecto e inmediatamente después serán anilladas y medidas su longitud alar, tarso, grasa y peso. Además, se determinará la edad y el sexo mediante el examen del plumaje.

El papel de las islas como puntos de parada para las aves migratorias se estudia ya desde hace años en el Mediterráneo, a través de iniciativas como el proyecto Piccole Isole.

EL CORREO

02 / 08 / 2019

Beste barriak

Bermeoko Udala

010 (94 617 91 00)
Arana eta Goiri tar Sabinen
enparantza z/g
48370 Bermeo - Bizkaia
antolakuntza@bermeo.eus

bikain ziurtagiria WAI-AA WCAG 1.0